Reserva tu estadia

Utilizamos transmisión segura y almacenamiento encriptado para proteger su información personal.

Quédate en casa, pero no dejes de soñar con Tulum

El mundo está pasando por momentos difíciles, es un hecho. Pero cada uno desde nuestras trincheras, nos toca poner nuestro granito de arena para cambiar la situación y ayudar a que nuestro planeta se recupere. Es momento de guardarnos y de estar en casa. Es tiempo de reflexionar, soltar el miedo, cuidarnos a nosotros mismos y a los que queremos.

La COVID-19 llegó a recordarnos que la naturaleza es sabia y que necesitaba un respiro de nosotros. Y sabes qué, eso está bien. Ahora nos toca a los humanos darle a la naturaleza ese espacio y libertad que ella siempre nos ha dado.  

Tulum seguirá estando aquí para ti. Cuando todo esto termine, nuestro destino estará más hermoso que nunca y todos estaremos encantados de tenerte aquí y brindarte la mejor experiencia. Pero, mientras tanto, por favor quédate en casa, permanece a salvo.

¿Qué hacer en casa en estos tiempos de aislamiento?

Todos podemos darle la vuelta a la situación y aprovechar al máximo el tiempo en casa para sanarnos desde adentro, sacar lo mejor de nosotros y nuestras familias.

Cuídate y consiéntete a ti mismo. Fortalece tu sistema inmunológico preparando comida saludable, conéctate con tu espiritualidad haciendo meditaciones, practica yoga, mueve y tonifica tu cuerpo con clases de fitness. Internet nos da un sinfín de opciones para hacer todo este tipo de prácticas guiadas por expertos. Instagram, Youtube y Zoom se han convertido en los nuevos espacios para obtener sabiduría de personas alrededor del mundo mientras estamos en la comodidad de nuestro hogar.

También puedes consentirte con tratamientos de spa hechos por ti mismo en casa, leyendo esos libros que no habías tenido tiempo de leer y alimentando tu mente con todo tipo de cursos en línea, ya sea de idiomas, arte o de habilidades de negocios. Hay todo un mundo de aprendizaje esperándote.

Busca a tus seres queridos que estén lejos de vez en cuando. Llama a tu abuela, a tu hermano que vive en el extranjero o a un viejo amigo. Esas llamadas nutrirán tu corazón y les hará el día más feliz a ellos.

Si vives en pareja, prepara una cena romántica en casa, pidiendo todo lo que necesites a domicilio. Muy probablemente alguna tienda o súper mercado cercano a ti esté ofreciendo entregas a domicilio.

Si tienes hijos, es momento de disfrutarlos al máximo. Cuando regreses al trabajo extrañarás todo el tiempo libre que tuviste para estar con ellos. Cocinen juntos, cuiden de su jardín, diviértanse con juegos de mesa o inventen una forma creativa de arreglar la casa. Cada día es una oportunidad de hacer algo diferente que los haga crear vínculos familiares como nunca antes.

Todo depende del cristal con el que lo miremos. Sí, estar confinados y sin poder ir a ese viaje que tanto deseábamos puede ser difícil, pero también puede ser una oportunidad de reinventarnos y disfrutar las pequeñas cosas cotidianas que tal vez teníamos en el olvido.

Esto también pasará. Sácale la vuelta y el máximo provecho.

Y cuando todo esto termine, Delek estará esperándote. Así que no dejes de soñar con este paraíso. Tu paraíso.

Amor y luz para todos.